liceo madariaga
c/ Francisco Madariaga, 11 y 26
madrid - 28017
 +34 (91) 406 - 1491

Está compuesta por cuatro cursos, tras los cuales, se adquiere un Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

Consta de cuatro cursos al término de los cuales se obtiene el correspondiente Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

Durante esta etapa, al igual que durante la etapa anterior la evaluación es continua, realizándose registros a través de pruebas, observación o proyectos desarrollados en las diferentes áreas de conocimiento. Si algún alumno no muestra un desempeño correcto durante el curso, el centro ofrece recuperaciones parciales y globales para superar el desfase y alcanzar los objetivos satisfactoriamente.

Los objetivos fundamentales durante la etapa serán:

- La adquisición de autodeterminación y el desarrollo de una autoestima adecuada, que permitan usar los medios y herramientas a su alcance para desarrollarse como un alumno independiente y un individuo capaz en las diversas situaciones que le surjan en su vida diaria.

- Al terminar la etapa, el alumno contará con un nivel de capacidades satisfactorio para incorporarse a cualquiera de las siguientes etapas educativas de forma segura y satisfactoria.

- Desarrollarse como persona y ciudadano integrado en la sociedad, suficientemente formado e informado en los diferentes ámbitos que le permitan actuar como miembro válido y productivo de esta sociedad tan pluralizada y digital.

- Reforzar y crear unos valores sociales y éticos que permitan la socialización y la apertura al mundo que le espera tras finalizar la Educación Secundaria.

- Acabar la etapa con la suficiente independencia en cuanto a conocimientos de carácter matemático, comunicativo, lingüístico (en las diversas lenguas ofertadas en el centro) y digital, que le posibiliten valerse por sí mismo en la búsqueda de información, recursos y soluciones.

Finalmente, las familias deberán permitir la apertura del alumnado al mundo que les rodea y a la sociedad que les espera, siendo observadores y controlando la evolución en los ámbitos emocionales y de relaciones personales, permitiendo hacer en lo que a sus obligaciones educativas se refiere, y sirviendo de refuerzo positivo ante la toma de decisiones, reforzando la relación entre miembros de la familia y la confianza entre iguales que se necesita durante esta etapa de grandes cambios durante su adolescencia.